¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Preparación de superficies

La finalidad de aplicar una pintura es la protección de una superficie, así como su decoración.

Para garantizar el óptimo resultado del proceso, debemos emplear el producto más adecuado y, además, debemos tener en cuenta la naturaleza y estado de la superficie que deseamos pintar.

Por ello siempre hay que seguir tres pasos importantes:

Saneado y lijado de las superficies

2º Aplicación de MASILLAS y VELOS si fuera necesario

IMPRIMACIÓN de las superficies. Este paso es crucial porque de él depende que no se nos desconche una pared o que un hierro no se oxide.

 

SUBIR